Amor Hermoso

 

“Amor Hermoso” (Korea 2009) ofrece un giro de 180 grados   al genero romatico coreano habitual; la película va  develando los progresos de una relación que se desarrolla entre Mayo y Diciembre entre un hombre mayor y un mujer la mitad de su edad.

 Aunque se trata de una premisa bastante interesante por sí misma, la película es una perspectiva aún más graciosa por la intrigante presencia de Ahn Sung Ki, el legendario actor y ganador de premios y veterano de la industria cuya carrera le ha visto aparecer en los clásicos  incluyendo “Nowhere to Hide”, “Duelist”. Por otra lado la talentosa actriz joven y  estrella de televisión Lee Ha Na (recientemente en Le Grand Chef) da un paso más para jugar su interés en el tema del amor, con el escritor independiente, director y productor  Shin Yeon Shick.

 

 

 

Ahn Sung Ki Hyung es un hombre que  nunca se casó y tiene  mas de cincuenta años; dirige un estudio pequeno de reparación de  cámaras  y lleva una vida silenciosa,  algo aburrida pero cómoda. El amor llega y llama a su puerta por  primera vez cuando un viejo amigo muere, dejando tras de sí una solicitud que cuidar de su hija de 26 años de edad; la estudiante universitaria Nam Eun (Lee Na Ha). Una chica un poco extraña, aunque sincera es una persona que deja claro desde el principio que ella se siente atraída por Hyung, aunque el es algo más reticentes y  se muestra reacio a romper su rutina y abrir su corazón ante los afectos de la chica.

Lo que hace tan mas intersante la película y digna de verse es su tono y luz inesperada. Aunque el director Shin no tiene por objeto manifiesto una “comedia”, la película es divertida y nunca se toma demasiado en serio, y por eso es mucho más agradable y realmente efectiva que si hubiera estado lleno de  emociones y angustias tipo Hollywood.

Al mismo tiempo, la película es realista, con paciencia  va mostrando como El hombre edifica ante  las ofertas de ella todo el proceso de su sentimientos, poco a poco va saliendo de su caparazón y de todo y como él piensa sobre su vida y las opciones que ahora tiene ante si.

  Nam Eun es su igual, no se si el personaje es aún más interesante, y es creíble como una mujer joven poco convencional, sin el guión convencional, que la retrata como algo excéntrica o extravagante en el sentido habitual de cine – más bien, es impulsiva y sabe lo que quiere y lo que no le gusta acerca de los hombres y los amigos de su misma edad. Como resultado, su relación no sólo es convincente y atractiva, gracias en parte a los excelentes resultados entregados por ambos artistas.

 

Los dos tienen un sutil manera de vivir sus sentimiento y la química definida en sus muchas escenas juntos, no hacen de la película un montón de hechos obligados. Más bien  su creciente intimidad están bien ganadas y se presentan naturales por completo.

También es digno de alabanza es el hecho de que nunca permite que en la película Shin este a la cabeza en el melodrama como es de costumbre, incluso durante las últimas etapas del film.

 Si bien la relación inevitablemente tiene sus altos y bajos, como la desaprobación de los encuentro entre los dos en la actitud de  hipocresía de la familia y amigos, sus problemas son en su mayor parte del  hombre y la mujer en general. Una vez más, la película muestra un irónico sentido del humor, ya que reflexiona sobre estos grandes e impenetrables misterios  de las relaciones humanas y los beneficios enormes de no centrarse únicamente en la cuestión de diferencia de edad. De hecho, la película es un drama de carácter tanto como un romance, donde sus protagonistas aprenden sobre la vida y de sí mismos a través de su relación, con el fin de hallar una  catarsis en lugar de una respuesta, ni tampoco se cuela  el sentimentalismo habitual y de  comodidad. Ciertamente, no es el tipo de película que señale y sea de un final feliz o triste desde el principio, y Shin sostiene su derecho a través de los nervios a la conclusión de agradar, mantener las cosas a tierra y se mueve en forma humanística.

La película tiene para la visión emocional, mucho más que otras salidas del género más convencional. Al evitar la mayor parte de los excesos previstos y al no tirar de las fibras “baratas del corazón” del espectador, Shin teje un relato con un atractivo universal, y uno que es mucho mejor por estar tan tranquilo y sin pretensiones con sus personajes.

El único problema real con la película viene con su banda sonora, que a veces es tan cliché y cursi que amenaza con ahogar a cabo alguno de las escenas más conmovedoras y bellas. Para empeorar las cosas, las letras del idioma Inglés  es distractora y  parece haber sido elegidos por su significado y relación con el supuesta el drama en pantalla.

Aún así, esta es una crítica relativamente menor y “Amor Hermoso” es una pieza madura de buen cine que logra deshacerse de los peores grilletes del género para producir un drama romántico que se mueve, atractivo y reflexivo. Con una gran actuación y escritura, y con la sensibilidad de Shin, quien  mantiene las cosas estables, la película ofrece una alternativa divertida a las habituales historias de amor pegajosas y azucaradas que Hollywood ofrece al publico.Otra vez un aplauzo merecido al cine koreano.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s